¿Vamos hacia una nueva glaciación? Nuevos datos apuntan hacia la glaciación.

¿Vamos hacia una nueva glaciación? Nuevos datos apuntan hacia la glaciación.


En medio de una fuerte e intensa campaña mediática sobre el CO2 y los planteamientos del calentamiento global, tras el famoso escándalo del “climategate” y los controvertidos informes climáticos, los nuevos datos, apuntan justo a lo contrario: Vamos hacia una glaciación. Los ciclos cósmicos han estado siempre ahí, mientras que las actividades humanas son muy recientes.
Pero apoyar esta hipótesis requiere evidencias sólidas, y por fin pueden ponerse encima de la mesa, tal y como sostiene Victor Bokov, director del Instituto Polar Abdusamatov, de la Academia de Ciencias Rusas.
Pero Bokov, tan sólo encabeza una lista mucho más extensa de científicos que sostienen esta hipótesis, que de confirmarse encajaría con la lógica cíclica de las nuevas investigaciones paleoclimáticas.
Las claves se encuentran en el análisis de las últimas glaciaciones y los períodos denominados “interglaciares”. Si buceamos en la historia tendríamos que remontarnos a la época del final del Pleistoceno y en concreto a las glaciaciones de Würm y de Riss. La de Würm  tuvo diversos ciclos de aumento/remisión, y fue responsable de la migración y dispersión del “homo sapiens” por los diversos continentes , es decir hace 120.000 años, y remitiendo completamente hace 20.000.   La de Riss comenzó hace -200.000 años, siendo la de Würm una especie de subglaciación con ciclos más cortos.
Los datos obtenidos del análisis en las capas de hielo de la Antártida, así como las muestras de análisis incremental de hielo en el Océano y pérdida de hielo en el continente, muestran una curiosa paradoja que remite a una hipotética situación ya acaecida en el Pleistoceno: El incremento del nivel de los mares, es el preludio de una glaciación, según las series históricas.

Pero hay muchos más indicios previos a las glaciaciones:
1º.-Cambios continuos en la capa de ozono unidos a la generación de H2SO4, como consecuencia de la Ionización por los rayos cósmicos: (Tormentas solares + Radiación Cósmica de Eventos estelares). Seguidamente ofrecemos el diagrama de conclusiones del proyecto CLOUD06/CERN (2009).

2º.-Modificación de la ratio influencia de la incidencia Solar/Incidencia cósmica. Es decir una mayor excentricidad de la órbita de la Tierra que implica un giro ligeramente más alejado del Sol en invierno y ligeramente más próximo al Sol en verano, algo que explicaría también las ligeras variaciones detectadas en la Órbita de la Luna y Otros Planetas del Sistema Solar.
3º.-Desplazamientos Sutiles en el Eje magnético de la Tierra, acompañados de un incremento en la actividad sísmica y volcánica, como consecuencia del punto 1º y 2º, en un proceso que evidencia un cambio cósmico de naturaleza cíclica.
Todo ello, justificaría la producción de hielo en lugares nuevos, y el deshielo de lugares que antes estaban cubiertos de hielo, así como el incremento del nivel de los Océanos y fenómenos de inversión térmica de carácter súbito.
En el pasado ya tratamos algunos de estos temas de manera detallada y aparentemente inconexa, pero el transcurso del tiempo, pone todas las piezas de este intrincado rompecabezas en su sitio.
Veamos sguidamente un análisis de los diferentes periodos de Glaciación en el Pleistoceno en un cuadro comparativo entre excentricidad, inclinación del eje terrestre, duración y contraste de las estaciones, en series de antigüedad que llegan hasta los 500.000 años.

Un análisis detallado muestra cómo nos encontramos en un ciclo de incremento de la excentricidad, o el final de una etapa “interglacial”. A medida que la excentricidad vaya incrementándose, habrá un mayor contraste térmico entre las estaciones.

En la gráfica superior, podemos ver marcados los puntos máximos correspondientes a  la glaciación Würm (-119.000 a -127.000, Máximo de Würm)  y si observan los Parámetros máximos de la Glaciación Riss divididos por una breve etapa interglacial. El diagrama muestra diversos máximos y mínimos de glaciación-Calentamiento, siendo el de Riss (-200.000 a -150.000) el período de mayor excentricidad de la órbita terrestre. (Que ha oscilado entre 0,01 actualidad hasta 0,04 Würm y 0,06 Riss).  el desplazamiento en el eje terrestre de 22,5º a los 24,5º de la Glaciación Riss, explica también los periodos sísmicos y volcánicos como eventos previos a las glaciaciones.
De los datos extraídos por series históricas, se aprecian “subciclos”  tanto de excentricidad, como de cambios en inclinación del eje terrestre de unos 25.000 años de duración, lo que evidencia un proceso cósmico cíclico.
En los periodos de mayor excentricidad, también aparecen restos de Iridio y SO4, lo que evidencia mayor intensidad de la radiación cósmica. A mayor excentricidad, mayor radiación procedente de otras fuentes que no son el Sol.
Este fenómeno, pone de manifiesto igualmente que la acción gravitacional del Sol no es constante, sino que fluctúa de forma logarítmica y cíclica en función de los eventos cósmicos de la Galaxia.
Respecto a los períodos interglaciales, podemos observar lo siguiente:

Las marcas interglaciales, nos muestran tramos en los que se invierte la tendencia de los ciclos, lo que supone un período de menores contrastes térmicos tras la glaciación, que se origina por un giro en el eje de la tierra a los 22,5º desde los 24,5º en el caso de la glaciación Würm, lo que propicia una mayor isolación estival.
Ahora analicemos el contraste del incremento del nivel de los Océanos en relación con los períodos interglaciares y las glaciaciones.

Existe una conexión lógica entre el incremento del nivel del mar y el comienzo de una etapa glacial. Puede verse como ya sucedió así  en el pasado como preámbulo de la glaciación Würm. Los movimientos cíclicos en el nivel del mar se corresponden con el movimiento del eje de la Tierra. Una vez más, otro indicio de ciclo cósmico.
Saquen sus propias conclusiones.
Bibliografía básica:
1.-Braun, H. et al. 2005. Possible solar origin of the 1,470-year glacial climate cycle demonstrated in a coupled model. Nature, 438, 208-211.
2.-Martín-Chivelet, J. 2001. Cambios climáticos: ¿abruptos o graduales? Lecciones del  registro paleoclimático. Boletín de las Real Sociedad de Historia Natural (Sección Geología), 94, 57-68.
3.- Martín-Chivelet, J. 2003. Cambio Global durante el Holoceno: La evolución reciente del  Sistema Tierra. En: Nieto, L. y Castro, J.M. (eds.), IV Jornadas de Geología  Ambiental: Cambios recientes en el Sistema Tierra, Universidad de Jaén.
4.-Labeyrie L. 2000. Glacial climate instability. Science, 290, 1905-1907
5.-Datos CERN/CLOUD06 STV10062011Updted
StarViewerTeam International 2012.

RECOMENDAMOS   La 'charla' entre dos bebés gemelos

Deja un comentario