Olimpic, Titanic y Britannic, Gigantes Malditos – El Olympic

Olimpic, Titanic y Britannic, Gigantes Malditos – El Olympic


(Olympic) 

Los grandes trasatlánticos Olympic, Titanic y Britannic nacieron en la primera década del siglo XX, cuando este tipo de majestuosas embarcaciones dominaba el mundo. Los tres barcos, casi idénticos, tuvieron una existencia extraña y un final trágico. Incluso se llegó a hablar de naves marcadas por la desgracia. El final del Titanic y del Olympic está claramente documentado. Sin embargo, tuvieron que pasar cerca de sesenta años antes de que Cousteau y su equipo de intrépidos exploradores submarinos desvelaran qué ocurrió el 21 de noviembre de 1916, cuando el barco hospital Britannic explotó misteriosamente y se hundió en menos de una hora, en el canal Kea, en el Mediterráneo oriental. Se esperaba que los restos encontrados por la expedición en diciembre de 1975 pudieran responder a los muchos misterios que rodeaban el naufragio y poder así escribir el capítulo final del Britannic y sus famosos gemelos, el Olympic y el Titanic. Pero el puzle no pudo completarse hasta los años noventa.

En 1910, la oleada de inmigrantes que se dirigían al Nuevo Mundo convirtió los trasatlánticos en un buen negocio. El tamaño de los barcos que surcaban el Atlántico norte era enorme. Los armadores de la época querían espacio suficiente para el incesante flujo de pasajeros deseosos de llegar a Estados Unidos, pero también pretendían que fueran naves lujosas que los enriquecerían. La verdadera riqueza, los ingresos seguros provenían de los acaudalados pasajeros de primera clase que atravesaban regularmente el océano por negocios o placer. En aquellos años, para atraer a esos clientes, las compañías de trasatlánticos como Cunard Line y White Star Line, competían ferozmente por construir los barcos más grandes y lujosos.

La Cunard dominaba el negocio de pasajeros en el Atlántico y era una de las compañías más importantes del mundo.

(Pasajeros del Olympic)

En 1902, J.Bruce Ismay se convirtió en el director de la compañía White Star. A partir de 1907 en un intento de romper el dominio de la Cunard, decidió diseñar los barcos más grandes y lujosos, barcos de 45.000 toneladas y que serían los mayores del mundo con diferencia.

RECOMENDAMOS   NOTICIA : Habrían hallado un OVNI debajo del mar Báltico

El nombre de esos grandes barcos eran: Olympic, Titanic y Gigantic, este último pasó a llamarse Britannic después de la catástrofe de su hermano gemelo.

El Olympic

En 1908-1909 comenzó en los astilleros de Harland & Eolff, en Belfast (Irlanda del Norte) la construcción del Olympic y del Titanic. El Olympic fue el primero en completarse. Se botó en los astilleros de Belfast el 20 de octubre de 1910 y sorprendió por su tamaño y opulencia, estrenó con orgullo el título de barco más grande del mundo.

El Olympic tuvo su primer problema durante el quinto viaje cerca de Southampton, rumbo a la isla de Wright. Atravesando los estrechos canales de la zona, el barco fue adelantado por un buque de guerra, el HSM Hawke, que llegó a colisionar con el gigantesco trasatlántico. Su proa rasgó un costado del Olympic destrozando un grupo de camarotes de segunda clase. El accidente ocurrió a la hora de la comida, cuando la mayoría de los pasajeros estaban en los comedores y, milagrosamente, nadie resultó herido.

(Comedor del Olympic)

Culparon al Olympic del incidente porque dijeron que iba demasiado rápido. Pero en la zona ya se habían producido otros accidentes entre trasatlánticos y barcos de guerra demasiado atrevidos que se acercaban demasiado.
Ambos barcos quedaron inutilizados tras la insólita colisión. El Olympic sufrió daños considerables y tardó seis meses en volver a estar operativo, lo cual retrasó la construcción del Titanic.

En enero de 1912, el Olympic sufrió la pérdida de una pala de la hélice de estribor y tuvo que volver al astillero en Belfast y de nuevo se retrasó la entrega del Titanic.

De estas fechas datan las únicas fotografías de los dos hermanos juntos.

(Olympic y Titanic)

El Olympic navegó durante casi veinticinco años entre 1913 y 1935. En mayo de 1918, durante su vigésimo segunda misión, el Olympic se hizo famoso por ser el único trasatlántico capaz de hundir un submarino alemán. Por muy increíble que parezca y aunque el barco no era muy maniobrable, embistió a un submarino. El hundimiento fue el final épico de su carrera militar.

RECOMENDAMOS   ESTALLIDO EN LONDRES: ENSAYO DE “TERRORISMO SOCIAL” PARA CRIMINALIZAR LAS PROTESTAS MASIVAS

Unos meses después Alemania se rindió y el Olympic regresó a sus rutas comerciales habituales. Nunca recuperó su fama anterior a la guerra, pero continuó surcando los océanos varios años más, con sus apodos “El Viejo Confiable”, “El Gran Señor del Atlántico Norte” y “El fiable”. Pero el 15 de mayo de 1934 ni siquiera él pudo escapar a la maldición de los gemelos del Titanic.

(Olympic)

Ese día, a su llegada a Nueva York, el Olympic, por culpa de la niebla, alcanzó el faro Natucket que lo partió en dos, destrozando el barco y matando a siete miembros de su tripulación. El accidente fue el fin del trasatlántico.

En 1935 sus rutas finalizaron. El barco estuvo en Southampton seis meses, hasta que en septiembre fue vendido por 500.000 dólares a un miembro del Parlamento británico que posteriormente lo vendió como chatarra. Desmantelado entero y tras subastar más de cuatro mil quinientos objetos de su interior, acabó sus días.

En la actualidad, los restos de los grandes interiores del Olympic son piezas sueltas que adornan varios hoteles ingleses.

Fuente de Datos: 
*”Los Gemelos del Titanic” – (Los Grandes Misterios de la Historia) – Edición de Bolsillo – Canal Historia.

Deja un comentario