La prensa, en el punto de mira de los ‘indignados’

La prensa, en el punto de mira de los ‘indignados’

Un portavoz expone sus propuestas sobre política a los asistentes.| Efe

El debate de esta tarde ha estado centrado en política y ciudadaníaHan criticado a la prensa por su “falta de profesionalidad” al tratar el 15-M”Tenemos derecho a plantear la necesidad de una segunda transición”Otras reivindicaciones han coincidido con la de los ‘indignados’ en Sol.

Está claro que la economía y el paro son los principales problemas que preocupan a los españoles, tal y como se hizo eco el último barómetro del CIS a principios de mes.
Pero por si alguien seguía teniendo algún tipo de duda, esta tarde, durante la celebración del segundo y último ‘debate popular sobre el estado de la Nación’, ha vuelto a quedar patente. Han asistido menos personas que el miércoles, cuando unas 600 personas coparon los límites marcados con celo para presenciar las alocuciones. El tema debatido fue precisamente la economía.
Un portavoz se dirige al público.| Efe

Un portavoz se dirige al público.| Efe
Siguiendo el mismo protocolo de actuación y a ocho minutos de que las agujas del reloj más famoso de España marcaran las 19.00 en punto, unos cuantos ‘indignados’ voluntarios han distribuido trozos de cartón “para salvaguardar nuestros traseros del asfalto que hoy también quemaba”. Los ya “casi patentados” dosificadores de ‘agua de la revolución’ (como reza en rotulador su envase) también han ayudado a aliviar la sofocante espera.
Mientras tanto, la vida en Sol parece haber recuperado la normalidad. Un numeroso grupo de mariachis ha hecho las delicias de los turistas a la entrada de una de las bocas de metro. Los performances, estatuas vivientes y figurantes de Disney también han resurgido en la plaza.
Por su parte, uno de los portavoces ha probado la megafonía. Ya están casi preparados. “Uno, dos, uno, uno, dos… Probando, probando”. En un descuido, un ‘indignado’ de 70 años ha agarrado el micrófono y ha expuesto su queja adelantándose al inicio de la sesión. “Nos suben el gas, nos suben la luz. ¿Hasta cuándo vamos a aguantar? ¿Dónde están los cinco millones de parados? Que no les veo…”
Una colaboradora ofrece palabra.| Efe

Una colaboradora ofrece palabra.| Efe
Mientras la portavoz recordaba las “reglas del juego” (de sobra conocidas), los paseantes estaban ajenos a lo que allí se estaba cociendo, y no solo por el calor. Una heladería cercana y varias tiendas de souvenirs han sido el gran atractivo de Sol.
Y es que el 15-M se ha convertido en un movimiento previsible. La innegable ayuda de las tecnologías, el liderato indiscutible de las redes sociales facebook y twitter -que retransmiten en directo sus actuaciones- y posiblemente los 18 días de ausencia en el epicentro de la inicial protesta, han sido los culpables de la falta de masificación que durante semanas fue testigo la estatua de Carlos III.

La prensa, objetivo de crítica

La ofensiva a los medios de comunicación ha venido de la mano de Víctor San Pedro, un portavoz del campamento Sol. Desde el comienzo de su discurso ha hecho alusión al tratamiento erróneo del movimiento 15-M por parte de la prensa. “Los periodistas nos tachan de populistas, de no ponernos de acuerdo, de que somos absolutistas. Nadie ha propuesto la insumisión fiscal a pesar de que no nos representan”, ha manifestado entre una fuerte ovación.
Actuación de la intérprete de signos.| Efe

Actuación de la intérprete de signos.| Efe
Ha recordado que el sector de la comunicación está sumido en una fuerte crisis. “De ahí los recortes y los despidos”, ha recalcado. Consciente de la necesidad de los medios para difundir sus mensajes ha reconocido nuestra labor. “Les necesitamos (a los periodistas) para que nuestra voz se oiga, si no desaparecemos”.
Sin embargo, ha vuelto al cauce inicial de su discurso y no ha dudado en seguir atacando a la prensa. “La información que ofrecen los medios no nos fideliza. Nos acercamos a la prensa con desconfianza, hostilidad e incluso asco”, ha reconocido. “Somos su garantía para que su precariedad no siga hacia abajo. Deberían reconocernos”, ha opinado.

Periodista contra los medios

El periodista Pascual Serrano también ha arremetido contra los medios en su discurso, leído por la ‘indignada’ Silvia debido a su ausencia por motivos laborales. “La comunicación es el poder del dinero” ha sido el hilo conductor de su manifiesto.
Asistentes escuchan el discurso.| Efe

Asistentes escuchan el discurso.| Efe
Este periodista considera que la prensa vulnera la libertad de expresión, y lejos de practicarla, hace todo lo contrario. “Los medios de comunicación ejercen el derecho a la censura porque deciden qué se publica y no”.
Asegura que todos los medios se “tirarían como hienas” contra cualquier medida que jugara en detrimento de los mercados. “Los medios o son nuestros o están contra nosotros”, ha finalizado.

Propuestas políticas

Las propuestas políticas más ambiciosas las ha traído Jaime Pastor, profesor de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia).
Varios asistentes en el debate.| Efe

Varios asistentes en el debate.| Efe
Ha iniciado su discurso recordando el espíritu reivindicativo del movimiento. “Afortunadamente hay un nuevo actor en la sociedad, el movimiento 15-M”. Y que fue el día 9 de mayo de 2010 cuando “el gobierno español se arrrodilló frente a los mercados financieros”. A su juicio, la democracia en nuestro país quedó en suspenso ese día.
Las dos propuestas más contundentes que ha traído este profesor han sido la de desarrollar un movimiento de desobediencia civil, “no de violencia” y la de “plantear la necesidad de una segunda transición”.

Sol es de todos

Una manifestación contra el franquismo ha compartido la plaza junto con los ‘indignados’. “Hay que juzgar al franquismo popular” han exigido mientras portaban banderas republicanas.
Miembros de la bicicrítica, que recorre el centro todos los jueves también ha compartido el mismo suelo. Una de sus componentes ha reivindicado, de manera sarcástica, el amor al prójimo en alusión a la iglesia.
“Proponemos cerrar las fábricas de armamento. Sólo pedimos que un 10% de la superficie inmobiliaria que tiene la iglesia se la dé a los más desfavorecidos, para difundir el amor al prójimo”. Esta petición la ha secundado al grito de “agarráos las carteras, que viene el Papa”




Un portavoz expone sus propuestas sobre política a los asistentes.| Efe
RECOMENDAMOS   Menos manchas solares atraen a México huracanes procedentes de África

Deja un comentario