La Momia de Elmer McCurdy “El Forajido”

La Momia de Elmer McCurdy “El Forajido”

La infancia y juventud de Elmer McCurdy no fue afortunada precisamente. Nacido en Maine, en enero de 1880, fruto del desliz que tuvo Sadie, una adolescente de diecisiete años, con un primo suyo siete años mayor que ella, fue adoptado en cuanto nació por el matrimonio formado por George (hermano mayor de la joven) y Helen. Posteriormente el matrimonio tendría un hijo propio al que llamaron Carlos. Elmer creció pensando que Helen era su verdadera madre y Sadie su tía.

En febrero de 1890, George falleció a causa de la tuberculosis y Sadie se mudó a vivir a casa de su cuñada Helen a fin de hacerle compañía y ayudarla con el cuidado de los niños. Poco tiempo después revelaron a Elmer las circunstancias de su nacimiento y quien era su verdadera madre.
Al principio lo aceptó sin darle excesiva importancia, pero poco a poco comenzó a sentirse confundido al pensar que su “madre” era su “tía” y su “tía” era su “madre”.

Contaba quince años cuando comenzó a beber en exceso y a volverse rebelde, y en enero de 1895 se fugó de casa y se fue a vivir con sus abuelos. En este periodo de tiempo, e influenciado por su abuelo, comenzó a trabajar como aprendiz de fontanero, aprendiendo de forma rápida y bien, pero después de tres meses decidió volver a casa con su madre, manteniendo ambos una relación familiar y afable.
En 1899 Sadie enfermó y murió en 1900, cuando contaba 38 años de edad. Un mes más tarde lo hizo su padre y abuelo de Elmer.

Después de ambas muertes, el joven abandonó Maine para buscar fortuna y se trasladó a Lola, Kansas, trabajando como fontanero de pueblo en pueblo. En 1907 se instaló en Cherryville , donde comenzó a trabajar como minero.
Poco después, y en ese mismo año de 1907, se alistó en el ejército, donde permaneció durante tres años, y en 1910, cuando terminó su alistamiento, partió hacia St. Joseph, Missouri, en busca de trabajo. No tuvo suerte y comenzó de nuevo a beber en exceso. Allí fue detenido en noviembre al encontrársele en su poder “herramienta de ladrones”. Mientras esperaba en la cárcel la fecha del juicio, conoció a Walter Jarret, delincuente habitual acusado de robar varios bancos, con el que inició una relativa amistad.
Después de salir absuelto del juicio, Elmer se unió a Walter y a los hermanos Lee y Glen. Juntos planearon asaltar el tren de Iron Mountain con el fin de abrir la caja fuerte del mismo explosionándola con nitroglicerina. El asalto resultó un fracaso, la banda se disolvió y Elmer se dirigió a las colinas de Osage, utilizando el alias de “Frank Curtis”. Allí consiguió trabajo en una compañía de construcción y conoció a un hombre llamado Amos Hayes, quién confesó a Elmer que tenía intención de robar un banco en Chautauqua, ofreciéndole una parte del dinero si participaba con él en el robo.
Puestos de acuerdo, la noche del 21 de septiembre de 1911, los dos hombres, junto con otro más llamado Higgins, se dispusieron al asalto. Elmer colocó una carga de nitroglicerina con una larga mecha provocando una explosión gigantesca que sin embargo no consiguió abrir la puerta de la caja fuerte. Decidieron poner otra carga de nitroglicerina, pero la explosión anterior había puesto en alerta a la ciudad y los asaltantes abandonaron la misma a caballo.

RECOMENDAMOS   SIEMPRE HAY UN MUNDO MEJOR

Después de aquello idearon un nuevo plan que consistía en asaltar el tren que transportaba los pagos de los indígenas a través de la vía férrea Katy, y el 4 de octubre de 1911, Amos, Elmer, y otro individuo llamado Sears se dispusieron a asaltar el tren consiguiéndolo con éxito, pero fueron acorralados por la policía y después de varias horas de tiroteos, Elmer McCurdy fue alcanzado y muerto.
Esa noche trasladaron el cuerpo de Elmer en la parte trasera de un carro hacia la funeraria de Jhonson, donde fue colocado en una cesta de mimbre y fotografiado por Willian J, Boag.

El empresario de pompas fúnebres, sospechando que se vería obligado a mantener el cuerpo más tiempo de lo habitual, procedió a su embalsamamiento, sacando primero la bala del cuerpo, y aplicándole al mismo gran cantidad de arsénico, técnica común de embalsamamiento utilizada en la conservación de las momias egipcias.
Después de seis meses en la trastienda de la morgue, descubrieron que el estado de conservación del cuerpo era perfecto. También descubrieron cuando fue retirado de la losa que Elmer aún podía permanecer de pie. Rápidamente se convirtió en un objeto de interés local, pasando a ser conocido como “El bandido embalsamado”.
El empresario de pompas fúnebres decidió vestirlo con la ropa que había usado en su último enfrentamiento armado, y conservarlo de pie en la esquina de la funeraria. Para añadir un toque de realismo, colocaron un fusil en su mano. Y así permaneció durante cinco años.

En octubre de 1916, dos hombres fueron a visitar al Sheriff y al abogado del condado. Uno de ellos afirmó que era hermano de Elmer, y reclamaron su cuerpo para darle sepultura. Estos hombres eran James y charles Patterson, propietario y gerente de “Patterson Muestra de Carnaval”
A partir de que les fuera entregado, el cuerpo de Elmer pasó los siguientes sesenta años de espectáculo en espectáculo. Su cuerpo fue asegurado por una gran cantidad de dinero, sirviendo incluso para elaborar carteles cinematográficos, siendo también exhibido en “El Museo del Crimen”.

RECOMENDAMOS   La sequía sin precedentes en California altera los ecosistemas

En 1960 su historia estaba prácticamente olvidada, y en 1971 fue vendido a un museo de cera.
El ataúd de Elmer hacía tiempo que se había descompuesto, y sus restos se exhibían en una caja de cartón. Posteriormente fue expuesto en la atracción de feria “La Casa de la Risa”, mostrándolo como un ahorcado. Esta atracción sería cerrada al público en diciembre de 1978, al ser arrendada a los Estudios Universal Televisión para la filmación de la “Six Million Dollar Man”.

Uno de los operarios se fijó en lo que para él era la figura de un anciano arrugado, que estaba colgado por el cuello con una soga al techo, y que había sido pintado varias veces con pintura de fósforo para que brillara en la oscuridad. Decidió descolgarlo y extendió la mano para aflojar la soga alrededor de su cuello. Al sacudir la soga sintió que algo golpeaba su pie y cuando miró hacia abajo vio la mitad inferior de un brazo derecho correspondiente a un ser humano, dejando ver el hueso. Avisaron inmediatamente a la policía que realizó las diligencias oportunas y Elmer fue trasladado a la oficina del médico forense de Los Angeles, en donde se le practicó una autopsia, siendo el resultado de la misma que los restos eran humanos, y que la muerte fue producida por una herida de bala. Además el cuerpo había sido embalsamado para la sepultura con el uso de arsénico que había momificado el cuerpo. Se determinó que la muerte se produjo después de 1905 y antes de finales de 1920.
El Dr. Clyde C. Snow , osteólogo de Oklahoma City fue enviado a Los Angeles para establecer la identidad de la momia. Comenzó la difícil tarea principalmente a través de la comparación de las fotografías que había tomado de Elmer poco después de su muerte con los rayos X de los restos, determinándose que efectivamente se trataba de Elmer McCurdy.

En abril de 1977, Elmer McCcurdy fue enterrado en el Cementerio Summit View en Guthrie, Oklahoma, descansando por fin de más de setenta años de largo peregrinar.

RECOMENDAMOS   supuestos videos de extraterrestres grises

Deja un comentario