El sanatorio de La Sabinosa

El sanatorio de La Sabinosa

Ubicación: Tarragona

La Sabinosa se encuentra en Tarragona, entre las playas de Savinosa y la Arrabassada. Tiene un terreno muy extenso.

Abrió sus puertas en el año 1929, dando servicio como centro sanitario durante la Guerra Civil Española. El hospital dio alojamiento a los republicanos durante la derrota del Ebro.

Más tarde pasó a ser un sanatorio de tuberculosos infantil con una capacidad de 600 plazas y 9 módulos que constan de entre dos y cuatro plantas cada uno. La persona que supervisó las instalaciones antes de su apertura como preventorio en el año 1946 fue la Vocal del Patronato Antituberculoso Doña Irene Roig.

Los pacientes eran niños de entre siete y doce años y ninguno de ellos tenía la enfermedad diagnosticada. Simplemente eran jóvenes que podían ser propensos por su constitución física o haber estado en contacto con personas infectadas.

Muchos testimonios afirman que muchos de estos niños sufrieron malos tratos por parte de las cuidadoras. Los módulos del 1 al 8 eran utilizados para acoger a los niños con familia. Estos llevaban unas vida en el sanatorio menos estricta y dura, donde las humillaciones y malos tratos eran menos frecuentes.Pero módulo 9 era otra historia. Aquí estaban los niños que habían sido recogidos de la calle, con los cuales lamentablemente las cuidadoras volcaban sus frustraciones.

Según testimonios anónimos de Internet, los niños estaban recluidos como en una prisión y no podían ejercer el derecho de libertad ni para ir al servicio a determinadas horas. Tampoco se les permitía jugar de forma frecuente ni beber más de un vaso de agua al día. Frecuentemente eran sometidos a continuos castigos físicos por parte de las cuidadoras del centro.

En 1967 como muchos sanatorios al ser erradicada la enfermedad La Sabinosa cierra sus puertas.

Fuente de imágenes:

wymering.blogspot.com.es/

ultima-visita.blogspot.com.es/

enigmasdeextrarradio66.blogspot.com.es/

RECOMENDAMOS   PODCAST - ESPACIO EN BLANCO ( 20/03/2011 )

Deja un comentario