EL MISTERIO DE LAS GARGOLAS DE CHILE

EL MISTERIO DE LAS GARGOLAS DE CHILE

América del Sur está llena de depredadores carnívoros difíciles de ver por el ojo humano, criaturas que viven en bosques tropicales de este maravilloso continente, pero las áridas llanuras del norte de Chile esconden un misterio, en una franja extensa de desierto de arena roja conocida como Pampa Acha, varios testigos dicen haber observado una colonia de animales muy extraños.
En esta zona solo la carretera Panamericana nos indica que hay humanidad en esta desolada región.
En julio de 2004, un sub-oficial del ejercito llamado Carlos Abett de la Torre, su esposa Teresa, sus tres hijos y un sobrino tienen un terrible encuentro con un grupo de criaturas fantásticas, que parecían venir directamente de las páginas de un antiguo libro.
Aproximadamente a las 7:00 pm., la familia de la Torre mete el equipaje en el vehículo y sale del cuartel de Fuerte Baquedano, en dirección a Arica a visitar a unos parientes.

Carlos Abett sabe que es un camino largo y monótono, en una carretera que conoce muy bien porque lleva haciendo ese camino varios años.
Alrededor de dos horas desde que comenzaran el viaje, el vehículo se desplazaba a unos 100 Km por hora a través de la Pampa Acha aproximadamente a 32 Km al sur de Arica. El camino por delante estaba iluminado sólo por los faros del vehículo, pero una luna brillante se cernía sobre ellos en el cielo sin nubes, dando una cierta luminosidad al ambiente. Fue entonces cuando la hija mayor de Carlos, Carmen, vio un par de entidades a través de la ventana trasera del vehículo. Según Carmen se quedó asombrada al ver a dos criaturas “flotando” en el cielo. En sus propias palabras: 
“Yo viajaba en el asiento trasero con mis hermanos, hablando, y de repente todo se oscureció. Entonces le dije a mi hermano lo que estaba viendo y me dijo que me callara. Luego miré a través de la ventana y vi algo que se parecían a aves, con cabezas de perros y las alas hacia atrás. Mi padre dijo que eran como gárgolas “.
Carmen explico que las extrañas criaturas sobrevolaron la camioneta de su padre y admitió que al principio no estaba segura de si las criaturas tenían alas o eran piernas, los apéndices de la parte posterior de las criaturas.
Carmen y su hermano vieron como los animales se movían cerca del vehículo, tienen miedo de hacer ruido, su madre tiene un ataque de ansiedad. Teresa, que estaba sentada al lado de Carlos, cruzó su mirada con los dos seres, Teresa dijo que sus cabezas se parecían a “la cabeza de los canguros”. Afirmó que la “gárgolas” iban a la misma velocidad del vehículo, en ocasiones por delante , no se alejaban del vehículo.
Carlos y el resto de su prole estaban todos asustados, preferían no mirar. Él aceleró el vehículo, rezando en voz baja, aterrado de la suerte que podría sobrevenir a él ya su familia si estas criaturas decidían descender y atacarles. La familia de la Torre se encontraba en tal estado de shock que ninguno de ellos habló. Carmen describió la escena:
“Nos quedamos sin habla durante unos diez minutos entonces mi mamá nos hizo reaccionar, y entonces empezamos a discutir sobre lo que habíamos visto”.
Justo cuando la familia de la Torre se estaban tranquilizando, otro par de seres de la misma especie, se posicionaron delante del vehículo, tenían fuertes patas traseras. Carlos logró evitar una colisión con estas “gárgolas” y aumento la velocidad del vehículo, dejando a las cuatro bestias atrás.
Cuando la familia llegó de forma segura a Arica contaron a sus familiares lo que habían visto, pero juraron guardar el secreto, para no dañar la carrera militar del patriarca de la familia.
Dos semanas después otro militar, Hernán Cuevas, que conducía por la misma zona aseguró que se cruzó con dos extraños seres cuando viajaba junto a otros dos adultos y dos niños. “Sólo atiné a frenar mientras por delante pasaba una tremenda bestia, muy similar a un dinosaurio de dos patas, con tremendos muslos”, ha declarado. Cuando aún no habían salido de su asombro vieron pasar otra criatura igual, “de color gris, sin pelos y con una altura de dos metros”
A raíz de estas declaraciones se conoció el caso de la familia del suboficial del Ejército Carlos Abett de la Torre.
La prensa chilena se apresuró a afirmar que los testigos habían visto a un grupo de avestruces, que debe de haberse escapado de un criador local. No había denuncia de que se hubiesen escapados avestruces en el área, pero esto fue ignorado por los medios de comunicación.
También parece poco probable que siete testigos presenciales puedan confundir a los avestruces, ya sea con gárgolas o reptiles prehistóricos, independientemente de lo increíble que pueda parecer. Así que si estas personas no vieron avestruces, entonces la pregunta sigue siendo …
¿Que eran esas cosas?:
Teniendo en cuenta las descripciones dadas, cabezas de perro o canguro, alas traseras
fuertes patas y semblantes a dinosaurios, con una altura de 2 metros…En realidad, nada parecido a eso debería existir, sin embargo, vamos a mantener una mente abierta y mirar algunas opciones. Lo primero que me viene a la mente es que las descripciones de los testigos son similares a los informes del famoso…
CHUPACABRAS:
Inicialmente los chupacabras fueron descritos como bestias reptiles con patas de canguro, con las que podría saltar distancias increíbles. Estas criaturas también se dice que tienen características de perros o felinos, grandes colmillos y, muy a menudo, alas de murciélago. Lenguas bífidas y el cuerpo con púas. Todas las versiones de esta criatura cuentan que se alimenta de la sangre de los animales.
La descripción anterior se parece mucho a las “gárgolas con cara de perro”, descrito por Carlos y Cuevas. En apoyo de esta hipótesis esta el hecho de que desde 2004 ha habido informes provenientes de América del Sur en relación con bichos similares, algunos de los cuales han sido presuntamente visto cerca de cadáveres de aves que fueron descubiertas desprovistas de sangre.
Aunque no debemos descartar otros parecidos con otros seres, y hay que reconocer que también se parecen al famoso…
DIABLO DE NEW JERSEY:
El murciélago alado con cara de perro como descripción de estas gárgolas también parece tener un extraño parecido con el relato de los testigos del diablo de Nueva Jersey.
Sin embargo, el hecho de que el Demonio de Jersey es una entidad aparentemente sobrenatural en lugar de criptozoológico, combinada con la falta de testimonios importantes de fuera de New Jersey, me lleva a creer que esto es sólo una coincidencia.
Por lo tanto la eliminación de los elementos cryptozoologicos, paranormales y ufológicos y nos llevan a buscar un culpable en la fauna autóctona de América del Sur. Hay un puñado de opciones, pero es el personaje que parece adaptarse mejor al misterio es …
VAMPYRUM ESPECTRO:
También conocido como el vampiro espectral o falso – es nativo de América del Sur y América Central. Este depredador nocturno se extiende desde México hasta el centro de Brasil y Perú. No es sólo el murciélago más grande encontrado en el “Nuevo Mundo”, es también es el mayor murciélago carnívoro del planeta.
Con su nariz alargada y una envergadura de tres metros no es del todo descabellado deducir que la familia de la Torre pudo ver a un pequeño grupo de estos animales. De acuerdo que los áridos desiertos del norte de Chile no son nada parecidos al hábitat de bosques y zonas pantanosas, donde los espectro Vampyrum viven, pero no es tan inusual que pequeñas colonias de estas criaturas se alejen en ocasiones de su entorno habitual, por una variedad de razones.
También se podría argumentar que un par de gigantescos murciélagos vistos en la noche por testigos inexpertos, pueden parecer más grande de lo que son a la vista de las luces de un vehículo.
Fuentes:
RECOMENDAMOS   La NASA completa la primera fase de su plan para desviar un asteroide

Deja un comentario