El caso del Ovni de la escuela Ariel

El caso del Ovni de la escuela Ariel

Uno de los dibujos realizados por los niños

Aunque técnicamente hablando un Ovni es un Objeto Volador No Identificado – y como tal puede ser cualquier cosa – tradicionalmente se asocia el concepto con los platillos voladores o naves de cualquier otro tipo vinculadas a extraterrestres. Por esta razón el fenómeno Ovni es uno de los más comunes en los Expedientes X. El caso del que hablaremos hoy ocurrió en Ruwa (ciudad de Zimbabue), en una escuela llamada Ariel, en septiembre 16 de 1994. Aquel día, decenas de niños fueron testigos de un evento impresionante, uno que cambiaría sus vidas para siempre. Veamos:
Ruwa

Dos días antes, los habitantes de la ciudad habían visto pasar un objeto brillante a toda velocidad por los cielos. El objeto, de acuerdo con los relatos de los niños, habría aterrizado en un área cercana al colegio luego de sobrevolar el mismo: se trataba de una esfera reluciente.

Un día después arribó al lugar la periodista Cynthia Hind. La mujer, que llevaba una cámara de la BBC, de inmediato comenzó a entrevistar a los niños. Mientras tanto, su acompañante llevaba un magnetómetro, un detector de metales y un contador geiger y rondaba los alrededores en busca de anomalías.

Las entrevistas se probaron bastante interesantes. Los niños – que habían sido los únicos testigos del suceso – comenzaron a relatar la aparición de una nave metálica y de distintas criaturas extrañas que rondaron el área por unas horas antes de irse. Invariablemente todos contaban lo mismo, una nave metálica, criaturas altas con una extraña semejanza a un hombre y la posterior desaparición de todo ello. Sin embargo, pese a sus esfuerzos, Hind no pudo encontrar rastro alguno de un aterrizaje (las plantas estaban completas y no mostraban rupturas o signos de presión. De haber aterrizadola nave no habría dejado rastro alguno.

Dos meses después del suceso, un psicólogo llamado John Mack reunió a los pequeños y les hizo algunas preguntas con resultados francamente sorprendentes. Los niños ratificaron lo que ya habían dicho y revelaron algunos detalles sobre la forma de los seres misteriosos y de la nave.

Otro de los dibujos

Al día de hoy, el asunto de la Escuela Ariel sigue siendo un verdadero misterio. Para muchos, es la prueba irrefutable de que, en al menos una ocasión, seres de otro planeta habrían arribado al nuestro con quién sabe qué objetivos. Para otros, se trata de una elaborada confusión creada por un suceso con el que al menos existe coincidencia temporal: la entrada en la atmósfera del propulsor del satélite Cosmos 2290. En efecto, dicha aeronave habría sido lanzada al espacio pocos días antes y su propulsor ingresó a la Tierra en una zona cercana a la atmósfera de Zimbabue, por lo que es posible que muchas personas la hayan visto en una fecha cercana al suceso.

RECOMENDAMOS   WALKING DEAD CAPITULO 8 TEMPORADA 3

Lo que siguió, aseguran los críticos y escépticos, fue la creación de un escenario de exageraciones e invenciones que terminaron por captar las cámaras de los dos investigadores. Vale la pena preguntarnos, sin embargo, si es en verdad posible que tantos pequeños asegurasen haber visto las mismas cosas sin que mediase algún suceso anómalo de por medio.Porque, en últimas, sus relatos son todo lo que nos queda de estas extrañas apariciones.

Imágenes: 1: expedienteoculto.blogspot.com.co, 2: thinesclaude.com

Deja un comentario