DESCUBREN LAS “LíNEAS DEL TITICACA

DESCUBREN LAS “LíNEAS DEL TITICACA

DESCUBREN LAS “LíNEAS DEL TITICACA

La revelación se hizo pública por un estudio realizado por una investigadora italiana. Las imágenes permitieron observar geoglifos gigantes con formas de aves y otros animales en la zona cercana al gran lago que comparten Perú y Bolivia. Será necesario avanzar más en la investigación para develar su significado.

La investigadora italiana Amelia Carolina Sparavigna, de la Universidad de Turín (Italia), se sirvió recientemente de esta herramienta de Internet para divisar una red de geoglifos gigantes (inscripciones en la tierra) con formas de aves y otros animales que ocupaban las tierras cercanas al lago que comparten Perú y Bolivia.

El director de Cultura de la región fronteriza peruana de Puno, Gary Mariscal, explicó a EFE que hay indicios de una iconografía asociada a un tipo de técnica agrícola preincaica, tal y como recoge un artículo de Sparavigna difundido en Internet.

Para cultivar la tierra, la cultura Pukara (entre los siglos II a.C. y II d.C.) utilizó los “waru waru” o “camellones”, alteraciones del terreno que, mediante pequeños montículos, se inundaban en época de lluvias para captar agua y también permitían acomodar los cultivos situados encima de los terraplenes.

Según Mariscal, ya se conocían estas formaciones en la zona, pero nunca antes se habían tomado en imágenes por satélite, las cuales todavía deberán ser estudiadas con más detenimiento.

Por el momento, un equipo del Ministerio peruano de Cultura consiguió desplazarse, con ayuda de un GPS, al lugar de una de las figuras señaladas por la investigadora de la Universidad de Turín.

A las afueras de la ciudad de Puno, los arqueólogos peruanos encontraron algo parecido a la cabeza de un cóndor, aunque el director regional de Cultura consideró “prematuro” decir que se trata de un geoglifo.

Mariscal afirmó que aún se necesitan estudios que verifiquen el “simbolismo” de los “camellones” en esa área del altiplano andino, donde se cree que también podría haber otros restos arqueológicos.

RECOMENDAMOS   China se une al proyecto para desviar asteroide APOPHIS

No obstante, descartó que las figuras puedan ser observadas desde el aire, como ocurre con las líneas de Nazca, debido a la gran distancia con que fueron tomadas las imágenes por satélite

“Las líneas de Nazca tienen otra connotación, menor envergadura”, sostuvo Mariscal, en alusión a los dibujos de hasta trescientos metros de largo trazados por una civilización preincaica que se desarrolló en la costa sur de Perú entre los siglos I y VI de nuestra era.

En Nazca, más allá de las investigaciones de expertos como Paul Kosok o María Reiche, persiste el enigma de lo que significan figuras como La araña, El mono o El colibrí, que para algunos son símbolos del zodíaco y para otros representan un observatorio astronómico.

En el caso de las “líneas del lago Titicaca”, el propio estudio de Sparavigna abre la puerta a futuras interpretaciones y resalta que el hallazgo contradice la opinión de que las tierras de alrededor del lago eran improductivas para la agricultura.

Los antiguos labradores del Titicaca no sabían que los montículos eran la prueba material de las habilidades de sus ancestros, hasta que en 1981 el investigador Clark Erickson reconoció el significado de los “waru waru”, dice el artículo.

Así, las fotografías tomadas muestran los ojos y cabezas de aves, junto a cuerpos de serpientes y erizos, sólo visibles a través del “ojo” de Google Maps sobre una superficie total de 120.000 hectáreas.

Ante la dimensión de este descubrimiento, Mariscal confesó que está intentando ubicar a la especialista para que le ayude a encontrar todos los geoglifos y poder así declararlos patrimonio cultural de la nación.

Después, señaló, será cuestión de lograr financiación para proteger a las nuevas figuras del Titicaca

Deja un comentario