Cátaros y Templarios, ¿amigos o enemigos?

Cátaros y Templarios, ¿amigos o enemigos?

Cátaros y Templarios, ¿amigos o enemigos?

Caballeros de la OSMTJ

Caballeros de la OSMTJ

Según el investigador francés Patrick E. Braccó, para más señas miembro de la Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymitani (OSMTH), los Estatutos de Roncelinus “están teñidos de catarismo y de paganismo, y en ellos vuelven a encontrarse indicaciones que demostrarían que los templarios habrían tenido una gnosis secreta”.

RoncelinusEste texto, que puede encontrarse en la página Web de Temple España, una Sociedad de estudios templarios y medievales, es uno de los más repetidos en Internet, en cuanto a la posible relación entre cátaros y templarios.

¿Que son los Estatutos de Roncelinus?.
Se trata de un documento que fue descubierto en 1794 entre los fondos de la Biblioteca Corsino de los Archivos Vaticanos, por el obispo de Copenhague Friedrich Münter.
El título del documento es “Libro del Bautismo de Fuego”, aunque también se le conoce como los“Estatutos Secretos redactado para los Hermanos Consolados por el Maestre Roncelinus”, de donde se abreviaría a su título más popular. También es conocido por la “Regla secreta del Temple”.
Al parecer este documento había sido redactado a finales del s. XIII por un tal Roncelinus, nombre que se ha asociado a Roncelin de Fos, personaje documentado por el historiador y documentalista español, Justo A. Navarro, quién lo refiere “como Maestre de la Comandancia (término más ajustado que encomienda) de Tortosa, en Siria, el 17 de junio de 1242, en la que se le cita como parte presente en una concordia arbitral entre el Temple y el Hospital, aunque el Libro de Artefeuil (tomo III, pág. 250), dice que fue recibido en la Orden en 1267 por el caballero Jean de Pellissier. También se le supone “desaparecido” hacia 1280-1290, en la Casa del Temple de Santa Eulalia de Cernon, es decir sobrepasados los 75 años de edad si es que es cierto que nació hacia 1205 en Bormes-les-Mimosas”.
Sería en 1967 cuando uno de los más prestigiosos medievalistas británicos y de todo el mundo, Sir Steven Runciman, recibiría el encargo de encabezar un equipo multidisciplinar que llevase a cabo una investigación exhaustiva sobre “El Libro del Bautismo de Fuego”.
¿Quién era Sir Steven Runciman?
Su nombre completo era James Cochran Stevenson Runciman (1903-2000) y era el segundo hijo del primer Vizconde de Doxford, Walter Runciman, descendiente del pintor escocés de mediados del siglo XVIII Alexander Runciman.
Fue presidente de la “Society for the Promotion of Byzantine Studies” desde el año de su fundación en 1983, y profesor de Arte e Historia de Bizancio en Estambul, Turquía.
Viajero incansable, había residido en Atenas, Sofía, El Cairo, Jerusalén o Estambul, e incluso llegó a convertirse en Derviche honorario en Siria.
En 1966, un año antes de recibir el encargo, se estableció definitivamente en Escocia, la tierra de sus raíces.
Fue elegido para este trabajo precisamente por su conocimiento sobre el mundo templario y, a la vez, por estar alejado de la pasión de otros medievalistas que tocaban o tocan este tema.

El caso es que este informe habría sido encargado por alguna o algunas órdenes neotemplarias, cuya identidad permanece en el anonimato y el resultado del mismo habría sido entregado a esta o estas órdenes.
¿Cuál es el contenido del documento para relacionar cátaros y templarios?
La traducción al castellano nos proviene del Dr. Carlos Raitzin (1937-2001), quién, a su vez, la tradujo de la copia en francés de los Estatutos procedentes de la biblioteca del Conde Menno van Limburg-Stirum, Caballero Templario del más alto Grado de la filiación alemana de Von Hund.
Entre otros, los textos quizás más significativos y que han originado la verosimilitud de esta relación cátaro-templaria, serían:
  • “Sabed que reyes, papas, obispos, abates y maestres han deseado ver y escuchar lo que vosotros escucháis y veis, pero ellos no lo han visto y no lo han escuchado y no lo conocerán jamás.”
  • “Si ellos la hubieran conocido ellos no adorarían el madero de la cruz y no habrían quemado a aquellos que poseían el verdadero espíritu del verdadero Cristo.”
  • “Con los hijos de Babilonia, gracias a la elección y al Consolamentum, vosotros estáis liberados.”
  • “Hay Elegidos y Consolados en todas las regiones del mundo.” […] “En esa circunstancia se hallan los Bonshommes (Hombres Buenos) de Toulouse, los Pobres de Lyon, los Albigenses, aquellos en las cercanías de Verona y de Bérgamo, los Bajolais de Galicia y de Toscana, los Bégards y los Búlgaros.”
  • “Por los caminos subterráneos llegaréis a vuestros capítulos y a aquellos que alberguen algunos temores les conferiréis el Consolamentum en los capítulos ante tres testigos.”
  • “Está expresamente recomendado de rodearse de las más grandes precauciones respecto de monjes, sacerdotes y obispos, abates y doctores de la ciencia porque ellos actúan como traidores a fin de enredarlo a uno más fácilmente en el fango de sus crímenes.”
  • “Ritual y Consolamentum: El neófito escribirá su confesión general y la entregará al receptor, confirmando dicha confesión por un juramento en presencia de dos testigos, y ella será conservada en los archivos del capítulo.”
  • “Firmado por el copista Robert de Samfort, Procurador de la Orden del Temple en Inglaterra en 1240. “
Estos estatutos secretos, al parecer, estaban reservados a un determinado círculo dentro de la propia orden, al que no podían acceder la gran mayoría de los caballeros. Ni siquiera el Gran Maestre de la orden podía ser elegido entre los elegidos: “Está rigurosamente prohibido de elegir como Gran Maestre a un Consolado. Los otros puestos y cargos principales de la Orden están reservados a los Elegidos y a los Consolados”. De lo que se desprendería que el propio Jaques Molay no estaría al corriente de este círculo interno del temple.
Si analizamos el contenido del texto extraído de dichos estatutos, parece evidente que este círculo incluía la aceptación de cátaros en sus filas y profesaban el rito del “Consolamentum”, como los perfectos cátaros.
Pero la confirmación de la existencia de estos estatutos aparece en las declaraciones recogidas por la Inquisición durante los procesos a caballeros templarios. En Inglaterra durante el proceso a la Orden, los Caballeros William of Poklington, Stephen of Stapplebrugge y John Stoke declararon paladinamente: “En el Temple hay dos clase de recepción. La primera supone el ingreso a la Orden y transcurre sin nada especial en las ceremonias. La segunda tiene lugar años más tarde, a veces muchos. Está reservada a unos pocos y es muy secreta”. Por otro lado, uno de los dignatarios de la Orden, Geoffrey de Gonneville, Gran Preceptor de Aquitania y Poitou, declaró en el proceso: “Muchos suponen sin saber que las ceremonias secretas son algo malo y contrario a Dios, introducido por el Maestre Ronscelin du Fos. Él hizo modificaciones en los Estatutos de la Orden”, aclarando acto seguido que todo cuanto se hacía era bueno, noble y reservado a las almas más puras.
Para más información sobre catarismo, ver Catarismo, el sitio
 
RECOMENDAMOS   ESCUCHA ESTA NOCHE EN DIRECTO ¨LA CUARTA ESFERA¨ CON MIGUEL PEDRERO Y CARLOS FERNANDEZ

Deja un comentario