Arqueólogos descubren restos de faraón desconocido con más de 3 mil años de antigüedad

Arqueólogos descubren restos de faraón desconocido con más de 3 mil años de antigüedad

Luego de reconstruir un esqueleto y descifrar los jeroglíficos encontrados en una tumba, arqueólogos descubren a un faraón del que no habla la historia hasta ahora conocida, representante de una dinastía que tampoco se había considerado dentro de la egiptología.

El Egipto de los faraones no agota su misterio, renovado ahora con el hallazgo de los restos mortuorios de un mandatario hasta ahora desconocido en su historia, con una antigüedad de 3,600 años, y quien podría ser el representante de una dinastía que tampoco se había considerado.

El hallazgo fue realizado por arqueólogos de la Universidad de Pennsylvania, quienes a principios de mes pudieron reconstruir el esqueleto y descifrar el nombre del difunto, el faraón Woseribre Senebkay, enterrado en una modesta tumba que, sin embargo, fue saqueada en numerosas ocasiones.

De acuerdo con estos análisis, Senebkay medía 1.75 metros, una altura notable para su época, y su fallecimiento ocurrió cuando se acercaba ya a los 40 años de edad.

Josef Wegner, el responsable de la excavación y la investigación, declaró que “se trata de un nombre de rey que no aparece en ningún lugar de la historia, por lo que al principio no sabíamos quién era”.

Pero por si esto no fuera suficiente, el descubrimiento confirma una hipótesis para la cual hasta ahora no había evidencia: que existió una tercera dinastía de faraones que gobernó la región central de Egipto (entre los reinos del norte y del sur) cerca del año 1600 antes de nuestra era. Con la inclusión de este elemento podría llevar a reconsiderar la historia sobre la unificación de dos reinos mencionados, quizá más compleja de lo que se piensa.

Por otro lado, el reducido tamaño de la tumba de este faraón sugiere que carecía de la riqueza que acaso pudo asegurarle otro destino.

RECOMENDAMOS   TEMPLARIOS

Deja un comentario